Los aviones
del futuro
                    
En el vacío de un vuelo a destiempo
cabe hacer la pregunta
¿Es legítimo tomar a la ligera el canto de los pájaros?
Desde el árbol de mis sueños 
tenso mi arco de palabras
para volar de nuevo por los cielos de Paris
cuya torre Eiffel es una A mayúscula de cuatro caras
que los pájaros carpinteros
alargaron hasta el cielo
(Ese día comprendí que mucho antes 
ya conocías la inicial de mi nombre)

Dime son los pájaros los aviones del futuro
astronautas de la perfecta comarca?
En Praga supe que todos ellos
hablan perfectamente la lengua del mundo
Anidan en torres góticas
en la plaza de la ciudad vieja
o en puentes que aún recorro con mi hijo Gabriel 
en la esplendente luz de un tranvía.

Tú sabes que el mundo gira huérfano del Edén
bajo el árbol del bien y del mal


donde tal vez nos preguntamos 
dónde está la salida de escape
dónde está la raíz del viento redentor
Pero he aquí desde el árbol de mis sueños
yo vuelo en forma de palabras hacía ti 
para obsequiarte esta ofrenda 
de amistad. ©



No hay comentarios: